Buen comportamiento

El cuarto principio de WelFur se refiere al desarrollo conductual del visón y a las relaciones entre los humanos y los animales en su granja.

Desarrollo del comportamiento social

La capacidad del visón para desarrollar su comportamiento social se ve afectada por la compañía y el espacio que tenga para expandirse después del destete. Los requisitos de espacio para los visones se establecen de acuerdo a un estandár industrial que fija las condiciones concretas con respecto al número de animales permitido por jaula.

Un asesor de WelFur verificará si durante el período de crecimiento sus visones se alojan individualmente, en parejas o en grupos. El asesor también investigará los procedimientos para el destete y la separación de las crías.

Desarrollo de otras conductas

El bienestar del visón que muestra un comportamiento redundante o la masticación del pelo o del pelo de otros visones no es óptimo. El bienestar del visón se puede mejorar al darles materiales para realizar actividades en la jaula como, por ejemplo, tubos de plástico.

Un asesor de WelFur verificará si los visones muestran comportamientos estereotipados y mastican pelo y si tienen un ambiente enriquecido en sus jaulas.

Buenas relaciones entre los humanos y los animales

El bienestar del visón se ve afectado por cómo, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo son atendidos por humanos.  

Un asesor de WelFur le preguntará acerca de sus procedimientos de vacunación y otros procedimientos que involucran el manejo o traslado de animales.

Sentimientos positivos

El bienestar del visón también depende de cómo se hayan acostumbrado al sistema de alojamiento y al contacto con los humanos. Esto se refleja en su comportamiento hacia los humanos, que puede ser curioso, tímido, agresivo o indeciso.  

Un asesor de WelFur verificará el temperamento de sus visones mediante la llamada ‘prueba del palillo’.

Lista de comprobación:

  • Asegúrese de que su visón tenga espacio para desarrollar su comportamiento social.  En concreto, asegúrese de cumplir con los estandár industrial al alojar un máximo de 2 visones por jaula estándar y un máximo de 3-4 visones por jaula provista de sección superior, dependiendo del tamaño.
  • Asegúrese de darles a sus visones acceso a materiales para actividades.
  • Planifique los procedimientos de su granja para que los visones sean tratados lo menos posible.  
  • Elija a sus animales de cría en función de si, en general, reaccionan positivamente y con curiosidad al contacto humano.